miércoles, 5 de octubre de 2016

Soy leyenda - Richard Matheson

"Una injusta comparativa"




He leído este clásico motivado por la conocida película de Will Smith. Es posible que haya sido un error, porque no tienen nada que ver. Quizá si este libro hubiera caído en mis manos sin ese condicionante mi opinión habría sido muy diferente.

He salido muy decepcionado. No hay acción ni suspense como en la película, uno de sus puntos fuertes. La primera mitad de la trama es monótona y lineal, no hay nada destacable e insiste una y otra vez en la desesperación y alcoholismo del protagonista. Con el potencial que hay en ese mundo, en esa situación de soledad tan particular en que se encuentra, y que sería tan fácilmente explotable… La película lo aprovecha mejor, aunque solo sea con pinceladas como jugar al golf desde el portaaviones abandonado o el diálogo absurdo en el videoclub con los actores de cartón. Son escenas casi cómicas pero que dan mucho juego, una fuente olvidada en la novela y que habría ayudado al lector a hacerse una idea del nivel de aburrimiento y necesidad de compañía y conversación del protagonista.

Me he llevado una sorpresa al comprobar que son vampiros los que amenazan la existencia de la raza humana. Diría que es un acierto de la película haber ocultado este hecho. Suena anticuado, el lector actual está cansado de los estereotipos sobre cómo mueren –ajos, estacas en el corazón...–. El autor hace un esfuerzo elogiable intentando darle una explicación científica al fenómeno, pero solo lo consigue a medias.

Me he permitido señalar sus defectos, aunque es injusto comparar la novela con la película. La obra literaria pertenece a otro tiempo y hay que otorgarle el valor que le corresponde. El final, eso sí, es admirable e inesperado.

Calificación:

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Entrada destacada

Top 10 2016 provisional

A continuación enumero los títulos con los que más he disfrutado durante este año, aunque no he tenido tiempo de escribir reseñas de tod...